Psicólogo en culiacán

Acerca de la práctica profesional del psicólogo – Culiacán, Sinaloa.

¿Qué es un psicólogo?

Un psicólogo es un profesional de la salud mental. Las personas que ejercen esta profesión cuentan con estudios de licenciatura en Psicología (estos programas regularmente tienen una duración de 4-5 años) por parte de una universidad acreditada. Un psicólogo general (que solo tenga estudios de licenciatura) tendrá conocimientos básicos (de tronco común) sobre la psicología. Por ejemplo, contará con aprendizajes acerca de la historia de la psicología, los espacios públicos y privados de ejercicio profesional de los psicólogos, los procesos cognoscitivos y conductuales en la persona, distintos modelos explicativos de la personalidad, entre otros.

No obstante, un psicólogo general también puede acceder a espacios de especialización para desarrollar nuevas habilidades y atender de manera oportuna distintas necesidades. Existen universidades en el país en donde capacitan a psicólogos para trabajar en empresas, escuelas, consultorios clínicos, hospitales, docencia e investigación, entre otros.

Por anterior, es importante tener claro que no existe una sola línea de trabajo para los psicólogos, ya que estos pueden contar con distintas herramientas teóricas y metodológicas para desarrollar su trabajo. En ese sentido, tampoco existe un único lugar para su praxis profesional, pues pueden incursionar en ámbitos muy variados (más adelante escribiré sobre este punto).

¿Qué hace un psicólogo?

Las actividades de un profesional de la psicología varían a partir de su área de trabajo, algunos ámbitos (existen muchos más) son:

Psicología educativa:

Los psicólogos que ejercen su profesión en un entorno escolar (por ejemplo, en centros educativos) tienen como principal tarea centrar su atención en los procesos de enseñanza – aprendizaje. En ese sentido, cuentan con competencias para aplicar pruebas psicológicas y entrevistas clínicas a los menores, con la finalidad de conocer cuáles son las áreas del problema que necesitan ser tratadas.

Con relación a lo anterior, los psicólogos educativos mantienen cercana comunicación con los padres de familia, pues les proporcionan estrategias e indicaciones para la casa. De manera semejante, también brindan apoyo a alumnos con necesidades educativas especiales.

No obstante, también pueden desempeñarse en la docencia y pueden contribuir a través de investigaciones científicas en la producción del conocimiento y en el desarrollo de procedimientos novedosos para intervenir ante problemáticas específicas.

Psicología laboral y/o organizacional:

Los psicólogos que se encuentran en esta categoría trabajan principalmente en empresas o negocios. Una de sus tareas es la selección de personal, cuando un candidato aplica para un puesto de trabajo es entrevistado por un psicólogo laboral, que evaluará sus competencias y habilidades para conocer si cumple con el perfil que está solicitando la organización.

En un segundo momento, pueden encargarse de capacitar a las personas reclutadas, con la finalidad de proporcionarles herramientas y conocimientos para que desarrollen adecuadamente su trabajo.

Otra tarea importante del psicólogo organizacional es mantener estrecha comunicación con los colaboradores, para conocer cómo están percibiendo el entorno laboral. Por ejemplo, pueden explorar que opinión tienen los trabajadores sobre su salario, la interacción entre compañeros o de éstos últimos con sus empleadores, entre otros.

Psicología clínica:

En esta clasificación se ubican los psicólogos clínicos, que tienen como principal tarea la promoción y atención de la salud mental. Los espacios de trabajo suelen ser hospitales, consultorios particulares y clínicas.

En casa caso, la forma de trabajo suele ser distinta entre un psicólogo y otro, puede haber profesionistas que centren su atención en el pasado de la persona y en los eventos traumatizantes de su infancia, mientras que desde otras líneas de trabajo se consideraría más importante dialogar sobre el presente y las expectativas que se tienen sobre el futuro para desarrollar posibilidades.

Es importante destacar que un psicólogo y un psicoterapeuta no es lo mismo, el primero solo cuenta con estudios de licenciatura y el segundo con un entrenamiento clínico adicional a su carrera que le permite abordar problemáticas y necesidades específicas de forma especializada.

Dicho lo anterior, existen psicoterapeutas que atienden únicamente a niños, adolescentes, familias, parejas, grupos, entre otros. En ese sentido, siempre es conveniente preguntar al profesionista si cuenta con alguna preparación particular.

Psicología social: 

Las personas que se desempeñan en esta área suelen ser participantes activos en actividades de docencia e investigación, por lo que comúnmente laboran en entornos académicos e institucionales.

Los psicólogos sociales han contribuido notablemente en la comprensión del hombre como sujeto político, histórico y social. Es decir, han hecho hincapié en cómo los amigos, la familia, la comunidad, entre otros grupos, han ido influyendo en las creencias y comportamientos de las personas.

¿Cuando asistir con el psicólogo clínico?

Cuándo no es posible continuar con las actividades cotidianas:

Todas las personas están habituadas a realizar distintas tareas con cierta frecuencia, cómo ir a la escuela, trabajar, ir de paseo, entre otras. No obstante, cuando alguien experimenta ansiedad, depresión, cambios repentinos en el estado de ánimo o cualquier otra problemática, es común que se modifique el ritmo y la periodicidad de estas funciones, debido a que las personas refieren no sentirse bien. En ese sentido, sí estás presentando dificultades para concentrarte en tus actividades de rutina, si te sientes cansado todo el tiempo, si crees que te estás desbordando emocionalmente, podría ser una buena opción acudir con un psicoterapeuta.

Cuándo existe malestar físico sin causa aparente:

El cuerpo y la mente están íntimamente relacionados, estas dos partes mantienen una estrecha comunicación, las creencias de las personas inciden sobre su cuerpo, pero este último también lo hace sobre sus ideas. Por ejemplo, cuándo las personas están siendo evaluadas pueden comenzar a formularse preguntas como ¿lo estaré haciendo bien? ¿qué estará pensando el evaluador sobre mi desempeño? ¿pasaré el examen? ¿conseguiré el trabajo? Todas estas dudas pueden llegar a ocasionar opresión en el pecho, sudoración en las manos, entre otras. De manera semejante, ante la presencia de dolor físico, pueden comenzar a aparecer ideas de preocupación y angustia ¿estaré enfermo? ¿este malestar continuará durante mucho tiempo? ¿sentir este dolor es culpa mía? ¿acaso no me cuidé lo suficiente? Dicho de otra manera, cuándo no existe una causa física para explicar el dolor en el cuerpo, puede ser oportuno contemplar un servicio de psicoterapia para conocer si hay creencias que podrían estar contribuyendo en el malestar.

Beneficios de asistir con un psicólogo en culiacán

  •  Incrementa tu auto-comprensión
  • Desarrollas nuevas soluciones frente a los problemas
  • Mejora tu bienestar personal
  • Fortalece las redes de apoyo
  • Permite a las parejas y familias exponer sus preocupaciones para llegar a acuerdos

¿Te gustaría acudir con un Psicólogo en Culiacán?

Llámanos al 667 547 5433